Cruzar el Atlántico en velero, una experiencia para valientes
Destinos y rutas
Cruzar el Atlántico a vela, un reto para valientes
Por Álvaro Casanova
4 Septiembre, 2018
La mejor época para cruzar el Atlántico en velero desde Europa o África hacia el continente americano es entre los meses de octubre a enero. En esas fechas, centenares de barcos se disponen a realizar una aventura que les llevará entre 15 y 30 días, dependiendo de las capacidades del barco y del recorrido que pretendan realizar.

El motivo por el que la temporada de travesías atlánticas se celebra con un calendario tan concreto es doble. Por un lado, de mediados de octubre a principios de enero, los vientos alisios soplan en dirección oeste, lo que favorece la navegación a vela. Por otro lado, al llegar el otoño muchos patrones ya han terminado su trabajo veraniego en el viejo continente y se trasladan a América para aprovechar allí la temporada de verano allí. El hecho de que los cruces del Atlántico de América a Europa tengan lugar en abril y mayo tiene también una explicación parecida: los propietarios de barcos escapan del Caribe antes de que lleguen los huracanes y regresan al Viejo Continente para iniciar la temporada de verano.
Tabla de contenidos
Mostrar
Ocultar
  • ¿Qué necesito para poder apuntarme al cruce del Atlántico?
  • ¿Cuáles son las etapas habituales de una travesía atlántica?
  • ¿Dónde encontrar travesías para cruzar el Atlántico en velero?

¿Qué necesito para poder apuntarme al cruce del Atlántico?

Aunque no es necesario que dispongas de capacidades náuticas concretas para embarcarte en una travesía atlántica, sí resulta muy aconsejable o imprescindible poseer algo de experiencia en la navegación. Ten en cuenta que estarás unas tres semanas a bordo de un barco sin ayuda exterior alguna y con el continuo desafío que requiere enfrentarse a las aguas y a las condiciones del clima, por lo que conviene que sepas manejarte a bordo de una embarcación. En este sentido, los patrones también te pedirán que muestres una actitud afable y con disposición a colaborar, ya que participarás en las tareas del barco durante el viaje, como todos los miembros de la tripulación. Es necesario que todos aportéis vuestro grano de arena para que la convivencia sea agradable.

Por supuesto, lo que es imprescindible es que dispongas de una motivación extra para conocer nuevos lugares y disfrutar de una experiencia que probablemente sea irrepetible. En este sentido, puede resultar de ayuda que hables idiomas (inglés, al menos), puesto que las tripulaciones están formadas por personas de diferentes países y la comunicación es un elemento fundamental a bordo.

¿Cuáles son las etapas habituales de una travesía atlántica?

No todas las embarcaciones que realizan la travesía atlántica siguen un recorrido similar. De hecho, el punto de partida del viaje ni siquiera tiene por qué producirse a orillas oceánicas. Muchos patrones tienen el puerto base de su barco en otras zonas, como la costa mediterránea, de manera que suelen vender plazas para la travesía desde su inicio. Según la capacidad del barco y teniendo en cuenta su plan de navegación, es probable que incluso ofrezcan plazas para la travesía en distintas etapas.

En cualquier caso, lo más habitual entre los patrones de España es realizar primero una navegación desde la Península Ibérica hacia las Canarias. Esta etapa inicial sirve para que los tripulantes comiencen a ganar confianza entre ellos y con el patrón, algo necesario teniendo en cuenta lo larga que será la travesía oceánica. Al llegar al archipiélago canario, llega el momento de hacer aprovisionamiento de víveres y tomar un respiro en tierra antes de hacerse a la mar... O de realizar una última etapa previa hacia Cabo Verde, conjunto de islas africanas que cada vez seduce más a los marinos tanto por la propia belleza del lugar como por tener una localización idónea para realizar un rumbo lo más recto posible al Caribe.

Respecto al punto de llegada, las Antillas Menores son el destino preferido por los patrones que realizan la travesía atlántica. Entre ellas destaca Martinica, un departamento de ultramar francés que también suele establecerse como el punto de partida preferido para realizar el cruce del Atlántico en sentido contrario.

4K Drone Footage MARTINIQUE [DJI Phantom 4]

¿Dónde encontrar travesías para cruzar el Atlántico en velero?

Varios meses antes de comenzar la temporada de cruces del Atlántico, los patrones anuncian sus travesías con el objetivo de buscar tripulación para el viaje. El número de tripulantes ideal se encuentra en torno a los cinco, suficientes para garantizar la seguridad a bordo (manejo de la embarcación y guardias, principalmente), compartir gastos y hacer que la convivencia en alta mar sea lo mejor posible.

Los marineros más curtidos en las aguas oceánicas suelen tener contactos en los puertos e información suficiente como para, incluso, pensar en hacerse a la aventura en solitario. Sin embargo, la mejor opción para una persona no tan experimentada que quiere probar esta experiencia es reservar una plaza de manera online para uno de los veleros y catamaranes que realizan el cruce del Atlántico. El mejor consejo que te podemos dar es que chatees directamente con los patrones para intercambiar sensaciones, compares opiniones y preguntes al equipo de Sailwiz por cualquier duda que tengas a la hora de lanzarte a la aventura.
  • Álvaro Casanova
    Booking manager en Sailwiz. Si estás buscando un plan para navegar, puedes escribirme y te encontraré lo que necesites. Y si dispones de una embarcación, probablemente te interese compartir tus actividades en barco con miles de usuarios.
    experiencias@sailwiz.com
Consulta las próximas travesías para cruzar el Atlántico que buscan tripulantes
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación.
Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.