¿Cómo valorar la gravedad de una quemadura?

Claves para distinguir quemaduras de primer, segundo y tercer grado
Las quemaduras a bordo de un barco pueden ser causadas por: fuego, líquidos, agentes químicos, electricidad o radiaciones. La gravedad de las quemaduras dependerá de la profundidad de la lesión y de la cantidad de la superficie quemada. Según la profundidad de la lesión se pueden clasificar en:

De 1º grado - Leves

Muy superficiales e interesan solo la piel. Solo enrojecimiento.
Refrescar inmediatamente con agua a una temperatura entre 10º y 20ª y beber abundantes líquidos si es muy extensa como las producidas por el sol durante el verano.

De 2º grado - Graves

La lesión se extiende más allá de la capa externa y afecta a las capas más profundas de la piel ocasionando ampollas. Existe riesgo de infección si la ampolla revienta. Lavar con abundante agua durante al menos cinco minutos. Si la ampolla está intacta poner antiséptico sobre ella y cubrir con paño limpio o compresa estéril.

De 3º grado - Muy Graves

Todo el espesor de la piel está destruido llegando incluso a destruir músculos y huesos, haciéndose visible una capa carbonizada.

Para calcular la cantidad de superficie quemada se considera la siguiente proporción:

Cabeza y cuello .......................... 9%
Brazo .......................................... 9%
Pierna ....................................... 18%
Parte anterior del tronco ........... 18%
Parte posterior del tronco ......... 18%
Genitales .................................... 1%

La gravedad de la lesión según la superficie quemada y para una profundidad media es:

Leve ...................... Menos del 15%
Grave ....................Entre el 15 y el 30%
Muy grave .............Entre el 30 y el 45 %


¿Cómo tratar de urgencia las quemaduras?

Se trata de reducir los efectos del calor sobre la piel, aliviar el dolor, prevenir la pérdida de líquidos y evitar posibles infecciones así como tratar el estado de shock si se presentase.

En las quemaduras de 1º y 2º grado, hay que mantener la zona quemada bajo un chorro de agua fría durante unos diez minutos como mínimo o hasta que haya cesado el dolor, o aplicar compresas de alcohol. No sumerjir en agua las quemaduras de 3º grado.

Si la quemadura es grave habrá que cubrirla con una compresa estéril empapada en agua oxigenada y sujeta con una venda. No tocar el área quemada ni aplicar lociones ni ungüentos hasta que llegue el médico.

Si el accidentado está consciente administrarle bebidas frías a pequeños sorbos y a intervalos regulares. En ningún caso debe tomar bebidas que contengan alcohol. Si estuviese inconsciente hay que asegurarse de que las vías respiratorias están expeditas, envolverlo en una sabana mojada y trasládelo a un centro asistencial.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación.
Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.