Sail The Way
Destinations and routes

Sail The Way. Haz el Camino a vela y vive una experiencia inolvidable

20 July, 2020
"Marino de profesión, Surfer de afición y de horóscopo piscis", así se presenta Federico, director de Marina Yates Gijón, secretario de North Marinas y uno de los responsables de Sail The Way, un singular proyecto que este 2020 llegará a su V edición. 

Caminante no hay camino se hace el camino al navegar... El Camino de Santiago puede recorrerse de mil formas, a pie, a caballo, en bicicleta y ahora en barco. La Travesía Navega el Camino permite descubrir la Ruta Jacobea de una manera diferente y muy enriquecedora: a vela.

La Asociación de Marinas del Norte de España, North Marinas, es la entidad que se encarga de Sail the Way, un encuentro cultural y deportivo que, desde 2015, organiza este peregrinaje náutico por el cual es posible obtener la Compostela sellando las credenciales del peregrino en los puertos de la red North Marinas en los que recalan. 

Federico nos descubre en qué consiste y qué hay detrás de esta aventura de navegación. ¿Zarpamos?
Table of Contents
To show
Hide
  • Pocos lo saben, pero la realidad es que el primer Camino se hizo por mar, ¿Cómo surgió la idea de organizar el Camino de esta manera?
  • Desde 2015 cada vez se suman más veleros y gente a esta iniciativa, ¿cómo ha evolucionado Sail The Way desde su origen y la gente implicada en el proyecto?
  • ¿Cómo pensabas que sería la experiencia cuando la realizaste por primera vez, y cómo lo vives hoy?
  • ¿Qué atractivo tiene el norte con respecto a otras zonas de navegación?
  • ¿Cómo es la gente que se anima a realizar esta experiencia? ¿Puede hacerlo todo el mundo?
  • Cada vez debe ser única, cuéntanos alguna anécdota que te haya sorprendido o recuerdo que siempre llevarás contigo.
  • Hablando un poco del Camino, ¿cómo se organiza este tipo de peregrinación y qué se debe llevar y qué es mejor evitar a la hora de realizarla?
  • ¿Cuál es el mínimo de millas náuticas que necesitan recorrer los peregrinos navegantes para conseguir la Compostela? ¿Cuáles son las etapas y cómo es la ruta?
  • A nivel personal, realizar el camino de esta manera, ¿qué supuso para ti y qué crees que puede aportar a quienes se animen a realizarlo?
  • Hacer el Camino de Santiago es una experiencia única, ¿qué se siente al llegar a Santiago después de tantos días de navegación?
  • ¿Qué consejos le darías a alguien que se anime a probarlo?
  • Cuáles son los proyectos de futuro de Sail The Way, ¿os gustaría descubrir nuevas rutas o destinos?

Pocos lo saben, pero la realidad es que el primer Camino se hizo por mar, ¿Cómo surgió la idea de organizar el Camino de esta manera?

Tal como cuenta la leyenda, los restos del apóstol Santiago fueron transportados desde Jaffa en una barca de piedra por sus discípulos a través de todo el mar Mediterráneo. Después ascendieron por la costa portuguesa hasta llegar a la ría de Villagarcía de Arousa donde remontando el río Ulla llegaron a Iria Flavia, la actual Padrón. Posteriormente se trasladaron los restos a su actual sepultura en la Catedral de Santiago.
 
La idea no fue nuestra, otras personas con más conocimientos históricos que habían estudiado la historia y las leyendas relacionadas con el Camino de Santiago fueron quienes nos despertaron el interés en proponer a la Catedral de Santiago el hacer oficial el peregrinaje marítimo, ese si fue un logro que el Deán de la Catedral de Santiago concedió a Northmarinas.

Desde 2015 cada vez se suman más veleros y gente a esta iniciativa, ¿cómo ha evolucionado Sail The Way desde su origen y la gente implicada en el proyecto?

Por un lado, los navegantes del norte España estamos deseosos de hacernos a la mar. Hemos comprobado en estos años que solo les hace falta un empujón para salir de su zona de confort: La bahía. Esto, en muchas ocasiones se da por el placer y la tranquilidad de navegar en grupo: de sentirse más seguro y arropado, navegando en conserva por la costa cantábrica y atlántica. A día de hoy ya existe un pequeño flujo de barcos españoles que poco a poco se animan a hacer el camino por su cuenta o en grupos reducidos de veleros. 

En 2014 hicimos una prueba de travesía, sin ser todavía Camino de Santiago, con el único fin promover la navegación costera, de vivir una aventura y conocer la costa norte. Juntamos una docena de veleros, la gran mayoría asturianos, y nos fuimos navegando de Gijón a Coruña ida y vuelta. Fue una experiencia inolvidable, divertida, y que nos hizo querer salir un poco de nuestros puertos base. A partir de ahí ya teníamos la confianza suficiente para navegar por el Cantábrico, y hasta hoy…

En 2015 empezamos con la travesía Navega el Camino, que en este año 2020 llegará a su V edición. Cada año duplicábamos el número de participantes, llegando a poner el límite de 35 barcos por edición. Este año va a ser algo extraño a causa del Covid-19, pero sentimos la responsabilidad de continuar nuestro peregrinaje y seguir dando a conocer este proyecto, que el próximo año se convierte en Jacobeo. 

La travesía siempre la hemos considerado como un altavoz. Es un evento que despierta el interés periodístico a nivel internacional. Gracias a esto buscamos que navegantes, peregrinos y aventureros de otros países vecinos conozcan esta modalidad de Camino de Santiago, el origen de los Caminos. Esperamos que cada año más extranjeros vengan por su cuenta y disfruten de nuestra costa, sellando su credencial en cada puerto de escala, para llegar a Santiago después de un peregrinaje, alejado de lo que muchos piensan, bastante sacrificado y enriquecedor.

¿Cómo pensabas que sería la experiencia cuando la realizaste por primera vez, y cómo lo vives hoy?

La primera vez la vivimos con mucha ilusión, pero también muy nerviosos. Era una gran responsabilidad, muchos barcos, puertos muy pequeños, aguas de dudosa fama… y mucho compromiso con nuestro propósito: dinamizar y potenciar la navegación y la conciencia marítima.

A día de hoy seguimos manteniendo ese punto de tensión que una organización de estas características conlleva. Pero ya conocemos los puertos perfectamente, los bajos, las entradas complicadas. Después de 5 años tenemos la tranquilidad y el feedback positivo de los peregrinos que ya han vivido esta experiencia con nosotros.

¿Qué atractivo tiene el norte con respecto a otras zonas de navegación?

Lo siento, en mi caso no puedo ser objetivo: soy un enamorado de la costa norte.

La he recorrido de cabo a rabo en muchas ocasiones y cada vez me gusta más. Me encanta su orografía, la grandeza de sus montañas y acantilados, la fuerza y majestuosidad de sus cabos... El componente de adrenalina que genera cuando oyes un parte por la radio en el que avisan de mal tiempo, la paz y relax que sientes al tomar tierra, el placer de disfrutar de su gastronomía.

También tengo que decir que me encanta la libertad que conlleva que sea zona de navegación casi virgen. Donde cada navegación o travesía se asemeja mucho a una aventura, lejos de las masificadas aguas de otros destinos turísticos.

¿Cómo es la gente que se anima a realizar esta experiencia? ¿Puede hacerlo todo el mundo?

Lo puede hacer todo el mundo, todo aquel que quiera vivir una experiencia enriquecedora y transformadora. Requiere sacrificio y cierta tolerancia al mar, la gran mayoría de la gente se acostumbra rápido al balanceo de nuestras aguas, pero en algunos casos el mar ha sido más fuerte y ha vencido a algunos peregrinos.

Por desgracia, en el norte la oferta de empresas que realicen este servicio está creciendo a un ritmo más lento de lo que nos gustaría. Sin embargo, gracias a proyectos como el de Sailwiz cada vez más gente tiene la oportunidad de probar este tipo de experiencias, en pocos años habrá una oferta más acorde a la demanda actual. 

Si tienes barco, puedes lanzarte a la mar cuando quieras o puedas y empezar tu camino… En nuestra web puedes encontrar a varias empresas con experiencia que lo ofertan.

Cada vez debe ser única, cuéntanos alguna anécdota que te haya sorprendido o recuerdo que siempre llevarás contigo.

Llevo mi diario de a bordo en cada travesía, es “una joya”, te aseguro que algún día estaré encantado de compartirlo.

Anécdotas tengo muchísimas, desde el compañerismo que se crea desde el primer minuto de la travesía entre todos los participantes, hasta el calor de los pueblos y ciudades donde paramos a hacer escalas. Se crea un entorno mágico durante casi un mes que forja amistades de por vida entre peregrinos de diferentes nacionalidades

Como recuerdo especial, tuve la suerte de compartir una travesía entera con mi querido amigo invidente Enhamed Enhamed, que tengo que decir que navega de oído mejor que muchos con la vista. Una experiencia inolvidable de superación, de fuerza, de ímpetu, de ganas de ver la vida en color y una auténtica enseñanza de humildad y respeto. 

Pero en general estoy convencido de que los valores que compartimos las gentes de mar son esos, y los que no son gentes de mar y se embarquen en esta aventura, pronto lo serán: se engancharan y ya será para siempre, el mar te atrapa y si el entorno te acompaña y la compañía es grata, ¿qué más se puede pedir?      

Hablando un poco del Camino, ¿cómo se organiza este tipo de peregrinación y qué se debe llevar y qué es mejor evitar a la hora de realizarla?

Hay que llevar espíritu de aventura, de compartir y de ayudar, un poco de capacidad de sacrificio y muchas ganas de disfrutar del mar, de su fuerza y de su paz y sobre todo de su gran capacidad de hacernos olvidar y desconectar.
 
Por lo demás, puedes llevar una mochila polivalente, ya que el Cantábrico no te deja indiferente: mete un bañador y chubasquero, protección solar y un gorro y en esa tónica, además algo de dinero para compras y avituallamientos.

Por supuesto elige si puedes una buena compañía, un libro que te guste y un cuaderno donde apuntar las pequeñas cosas que te van a suceder. Para cuando estés de vuelta en la oficina puedas recordarlas. Te harán saborear cada instante con la misma intensidad que si volvieras a estar allí.

¿Cuál es el mínimo de millas náuticas que necesitan recorrer los peregrinos navegantes para conseguir la Compostela? ¿Cuáles son las etapas y cómo es la ruta?

El mínimo que la catedral exige para recibir la Compostela son 100 millas náuticas, el sello de salida tiene que ser de una entidad acreditad por la red de puertos Northmarinas que garantice que la salida es a más distancia de 100millas. 

Las etapas las puedes diseñar tú a tu antojo o ir parando como te sientas en cada momento. Nosotros en la travesía, vamos variando cada año para dar a conocer nuevos municipios e intentar involucrar en este proyecto a cuantos más mejor, ya que el objetivo final es conseguir dinamizar de forma sostenible y controlada el litoral del norte de España. Podéis ver el itinerario de este año, y de los anteriores, en nuestra web.

A nivel personal, realizar el camino de esta manera, ¿qué supuso para ti y qué crees que puede aportar a quienes se animen a realizarlo?

He realizado en repetidas ocasiones el Camino de Santiago a pie, en bicicleta y a vela, cada una de las modalidades me ha aportado siempre muchas cosas buenas, pero sin duda la que más me ha puesto a prueba ha sido la vela.

En conclusión, puedo decir que el mar, al viento, las olas, los acantilados, las playas, los pueblos, sus gentes todo en conjunto te enriquecen, en muchos aspectos.  

Hacer el Camino de Santiago es una experiencia única, ¿qué se siente al llegar a Santiago después de tantos días de navegación?

Como tónica general se siente EMOCIÓN. Las veces que he compartido la llegada con un grupo de peregrinos marinos, hay muchas emociones, corren lágrimas de alegría por llegar y de pena al despedirnos.

¿Qué consejos le darías a alguien que se anime a probarlo?

Que se hagan a la mar, que vivan el camino de forma diferente, intensa y emocionante. Buscad un barco, bien sea con amigos, con familia o solos con alguna de las empresas que ofrezcan esta aventura.

En Sailwiz puedes encontrar gran variedad de empresas que ofrecen hacer el camino a vela ¡¡Intentad hacer el mayor número de días que vuestro tiempo y economía os permitan, no os arrepentiréis!!

Cuáles son los proyectos de futuro de Sail The Way, ¿os gustaría descubrir nuevas rutas o destinos?

Gracias al apoyo incondicional de muchas entidades colaboradoras como son los ayuntamientos costeros, puertos del estado, autoridades portuarias, y muchas empresas como Repsol, Quiron Salud, que desde el minuto 1 llevan apoyando este proyecto con mucho cariño, Sail The Way y Northmarinas, la asociación que promueve Navega el Camino, podemos seguir trabajando y creando iniciativas para seguir dinamizando y transmitiendo nuestra pasión por el mar al mayor número de personas posible.

Este año se suma a nuestros sponsors Helly Hansen. Ahora tenemos entre manos un proyecto precioso que se llama Educación Azul y que pronto os contaremos... Gracias por vuestro interés y por remar en la misma dirección.
What did you think of this article?
The average rating is 4.5/5
We use owned and third party cookies to improve your browsing experience.
If you continue browsing we consider that you are accepting its use.